¿CÓMO ESCOGER LA MEJOR CABEZADA BITLESS?

Aquí te dejo 5 consejos para encontrar cuál es la cabezada sin embocadura ideal para tu caballo y para ti:

CONSEJO Nº 1Recopilar información sobre tu caballo.

Cada equino es diferente en cuanto a gustos o prioridades. Hay caballos que no toleran la presión constante en la cara, que se les da mejor girar, que responde muy bien al comando de voz de parar, que tienen mucho dolor en la nariz porque por ejemplo han llevado serreta, etc. Cada caso es único. Mi primer consejo es que observes a tu caballo y recojas información sobre su pasado, y lo anotes en un papel. Averigua cuáles son sus puntos fuertes y cuales son los puntos a mejorar. Es de vital importancia anotar los traumas psicológicos y también tener en cuenta las lesiones, cirugías y cicatrices. Con el siguiente consejo entenderás por qué…

CONSEJO Nº 2- Filtrar la información que has recogido sobre tu caballo.

Has de reflexionar cuál es el origen de los puntos a mejorar. Te comparto unas cuestiones que te ayudarán en tu investigación:

  • Falta de base en la monta o pie a tierra: ¿tienes la certeza de que está bien domado pie a tierra y bien domado en la monta? ¿Está protestando o es que no entiende lo que le pides? ¿Le pides órdenes de acuerdo a la velocidad en la que las puede procesar o asimilar?
  • Traumas emocionales del pasado (violencia, gritos, accidentes, miedos, etc.).
  • Comportamientos a consecuencia de un impedimento físico (¿has llamado al veterinario para descartar dolor y a los correspondientes profesionales especializados como el odontólogo, el fisioterapeuta, el saddle fitter o el preparador físico?).
  • Tu nivel de monta: ¿Cuándo ha sido la última vez que has recibido clases de equitación? ¿Eres consciente de tu postura corporal? ¿Conoces la Equitación Centrada, Técnica Alexander o por ejemplo el Método Franklin?

Es importante que profundices en todo esto porque una cabezada bitless no te va a solucionar estos problemas, ni tampoco debe hacerlo, porque es probable que si los ignoras, empeoren con el tiempo. Sé que suena muy romántico decirlo, pero escucha a tu caballo y busca ayuda profesional para encontrar la raíz. Filtra la información e investiga.

Te pongo un ejemplo 100% real con mi yegua Cissa el día que hicimos una sesión de testeo con todos los tipos de cabezadas bitless:

Primero nos decidimos a probarle un SIDE PULL (tipo cavesson), en segundo lugar un INDIAN BOSAL y luego una cabezada DOCTOR COOK (si no sabes de qué cabezadas bitless estoy hablando, haz un repaso pulsando aquí.) Y sorprendentemente, con estas 3 cabezadas la experiencia no fue nada positiva:

  • No quería caminar.
  • Hacer paso atrás sin que se lo pidieras.
  • Cuando le pedías girar a la derecha, ella giraba a la izquierda (ir en contra de la orden) o directamente no giraba e ignoraba la presión.
  • Acelerarse.
  • Negarse a trotar o galopar.
  • Gran dificultad para mantener el galope.
  • Ponerse de manos.
  • Expresión facial tensa.
  • Biomecánica incorrecta.
  • Sacudidas de cola.
  • Musculatura tensa.

En cuanto la montamos con un HACKAMORE, con un sutil contacto, la yegua cambió, era otra. Empezó a estirar el cuello y el dorso, a poder reunirse, a salir al galope a la voz, a girar solo con el movimiento de mi cintura, a parar a la voz desde galope, a equilibrarse, se motivó muchísimo y era capaz de utilizar su cuerpo como nunca lo había hecho. Estaba atenta y participativa, disfrutaba. Todos los allí presentes alucinamos con el cambio radical de actitud, porque el mal comportamiento que os comentaba más arriba por ponerle el INDIAN BOSAL y la DOCTOR COOK, habían sido 10 min antes de probar el HACKAMORE. 

Todos estos comportamientos, a ojos ignorantes podrían haberse inhibido estas conductas a base de patadas o fustazos; mientras que a ojos críticos, podrían levantar sospecha de signos de dolor hacia la monta del jinete, la montura, dorso, etc. Por eso, antes de ponernos con la monta y las bitless, hubo una previa “puesta a punto” donde llamamos al dentista, al fisio y al saddle fitter, y descartamos cualquier tipo de dolor físico. Puesto que si no lo hacíamos, sería muy difícil saber el origen de sus comportamientos. También probamos a montarla con otras monturas, montarla a pelo y hasta con otra amazona… Pero no había mejoría. Y eso nos daba mucha información, aunque no nos dimos cuenta hasta que le probamos un mecanismo de bitless totalmente distinto (la cual yo había dejado para el final porque no tenía fe de que le gustara).

Pero, ¿por qué el HACKAMORE sí y las otras cabezadas no le gustaban a Cissa? Porque el mayor porcentaje de presión que ejerce el HACKAMORE es sobre el tabique nasal y si no tocas las riendas, la cara queda liberada. Por lo tanto, aunque parece ilógico darle más libertad de cara a un caballo que minutos antes estaba odiando ser montado, para Cissa fue la manera de poder estar en paz consigo misma y querer estar vinculada a quien llevaba encima. Posteriormente iniciamos su aprendizaje para intentar montarla sin cabezada, solo con collar, para respetar aún más su cara; pero volvamos al ¿por qué? ¿Por qué Cissa quería tener la cara más liberada? Si profundizamos en su pasado, hace años le extirparon una muela rota. La ausencia actual de este diente le genera un desgaste desigual en su dentadura que modifica su patrón de masticación. Esto hace que los músculos de sus mofletes tengan una carga de trabajo diferente. Toda esa tensión generada por la dificultad de comer bien, se concentra en la ATM (Articulación Temporo-Mandibular), justo a los laterales de los ojos. Y quien me lea y controle un poco de biomecánica equina sabrá que una ATM bloqueada y con tensión significa bloqueos y tensiones en otras partes del cuerpo. Por lo tanto, tiene todo el sentido del mundo que Cissa necesitara la cara libre para poder ordenar su cuerpo durante la monta.

CONSEJO Nº 3 – Adquirir conocimientos sobre cabezadas bitless.

Como todo en la vida, para hacer una buena elección, primero hay que tener un buen criterio y argumentos. Te recomiendo que, aparte de buscar libros o artículos sobre tipos de cabezadas bitless, profundices en anatomía equina y biomecánica; porque como viste antes en el caso de Cissa: lo que ocurre en la cara, afecta a todo el cuerpo. 

CONSEJO Nº 4 – Probar y descartar.

Mi mejor consejo es que te esfuerces en darle a tu caballo la oportunidad de probar diferentes cabezadas bitless (puedes pedirlas prestadas, preguntar en redes sociales, buscar de segunda mano, intentar hacer el mecanismo de manera casera…).  Aunque creas que a tu caballo le puede ir mejor un tipo de mecanismo bitless, te recomiendo que abras tu mente y no te cierres a experimentar. Personalmente, yo no pensaba que Cissa fuera a preferir el HACKAMORE por encima de otras bitless. Y la única manera de averiguarlo fue probando todas las cabezadas bitless. Al final, la mejor manera de saber si tu caballo va bien o no, es probando diferentes modelos y comparando su comportamiento: piensa que quien tiene el mejor criterio para decidir es él, ya que es su cuerpo. Experimentar esto de probar diferentes cabezadas también es muy enriquecedor para vuestra relación y vínculo, ya que observarás y sentirás cuando va cómodo o no, desarrollarás empatía hacia tu compañero. Si hay escucha activa, es un momento muy chulo para vuestro vínculo, créeme. Desde ese día, entendí un poco mejor a mi yegua y empecé a ser más humilde con ella y con su cuerpo.

CONSEJO Nº 5 Pedir ayuda a un BITLESS BRIDLE FITTER.

Sí, ese nombre tan raro hace referencia al experto en ajustar y escoger la cabezada bitless más adecuada para cada binomio (ojo, yo no soy BITLESS BRIDLE FITTER, solo comparto mi experiencia y conocimientos). En España, todavía no está muy reconocida y profesionalizada la figura del BITLESS FITTER. De hecho, apenas hay BIT FITTERS, que son los profesionales de ajuste de cabezadas con embocaduras. La única BITLESS BRIDLE FITTER que conozco en la península ibérica es mi gran amiga Inés (@bloming_calanthe en instagram).

Y RECUERDA:

Una cabezada bitless mal ajustada y/o  mal utilizada, no solo puede generar que el equino tenga conductas indeseadas por dolor, empeorar su rendimiento o incluso rechazar el ser montado; sino que también lo podemos lesionar de por vida y generar incluso un trauma psicológico. Usar una cabezada bitless requiere del mismo tacto y respeto por parte del jinete que cuando se monta con embocadura. Quitar la embocadura de la noche a la mañana suele ser un error con alta probabilidad de accidentes en el binomio, y no consiste en probar y ver si el caballo “sabe ir bien sin nada”. No es un acto de fe: es un estilo de monta donde el caballo tiene que (re)aprender a ir así. A los caballos hay que enseñarles a ir bitless, al igual que hay quien decide enseñar a su caballo a ir con embocadura. Pero esto lo hablaremos con calma en otro artículo. 

De todas formas, si necesitas ayuda con tu caballo, puedes contactarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio